TRATAMIENTO DE LESIONES

En Clínica de Rehabilitación Deyre ofrecemos tratamientos globales para cualquier tipo de lesiones: recuperación de accidentes de tráfico, lesiones deportivas, de columna vertebral, traumatológicas o fisiológicas.



Accidentes
de tráfico


Después de sufrir un accidente de tráfico resulta imprescindible ponerse en manos de un especialista que evalúe las consecuencias que ha tenido sobre nuestro aparato locomotor. De esta manera, con un estudio completo, el tratamiento será global y evitaremos las secuelas tras el traumatismo.

Clínica de Rehabilitación Deyre es un centro reconocido por Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras) para realizar la atención médica a los pacientes que hayan sufrido un accidente de tráfico, pudiendo tramitar esa asistencia directamente sin esperar a la llamada de la compañía de seguros. No te la juegues. Deja tu recuperación en manos de expertos.


Lesiones deportivas


Somos especialistas en el tratamiento de las lesiones deportivas. Algunas ocurren accidentalmente y otras son el resultado de malas prácticas de entrenamiento, del uso inadecuado del material deportivo o de una alimentación incorrecta. A veces son consecuencia de no tener una buena condición física.

Las lesiones deportivas más comunes son: esguinces de ligamentos, desgarros en músculos y tendones, luxaciones articulares o sobrecargas como la periostitis.



Dolor de espalda / Lesiones de columna vertebral


Una lesión en la columna vertebral puede producirse por un excesivo movimiento en un segmento vertebral. Otra de las cusas del dolor de espalda puede ser una mala función visceral, derivada de una mala alimentación, un abuso de tratamientos medicamentosos, estreñimiento y/o estrés.

Las lesiones más comunes son hernia, ciática, debilidad, contracturas musculares, dificultad para caminar, dolor cervical o dolor de espalda.


Lesiones traumatológicas


El fisioterapeuta especialista en traumatología desarrolla, a partir del diagnóstico, una valoración detallada del paciente y establece un protocolo de acción terapéutica encaminado a la recuperación funcional del paciente y el alivio del dolor.

Para ello se utilizan electroterapia y terapia manual especializada.


Patología articular


Las causas más comunes de dolor articular son enfermedades autoinmunitarias como la artritis reumatoide, fracturas, condromalacia rotuliana, osteoartritis, osteomielitis o bursitis. Este dolor resulta muy molesto e incapacitante. Por eso, en nuestra clínica lo abordamos de principio a fin, teniendo en cuenta la situación de cada paciente y según el grado de afectación nuestro tratamiento puede ser:


  • Preventivo: antes de la lesión o para que no empeoren lesiones irreversibles.
  • Curativo: cuando la lesión ya está presente.
  • Pre-quirúrgico: prevención de atrofias y rigideces.
  • Post-quirúrgico: inicio temprano de la rehabilitación.
  • Post-inmovilización: debilidad muscular, descalcificación ósea.

Patologías neurológicas


Las enfermedades neurológicas son trastornos del cerebro, la médula espinal y/o los nervios de todo el cuerpo. Cuando el sistema nervioso no funciona correctamente puede haber dificultades para las actividades de la vida diaria, tanto físicas como cognitivas.

Las patologías más frecuentes son hemiplejias, tetraplejias, paraplejias, párkinson, parálisis cerebrales, distrofias musculares, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica o espina bífida.



Incontinencia urinaria


La incontinencia urinaria es un trastorno, no una enfermedad, causada por muchos factores, que merma considerablemente la calidad de vida de quien la sufre. En la mujer puede provocar depresión, pérdida de autoestima, repercusiones en la vida sexual, ansiedad o angustia. Afortunadamente, dependiendo del grado de lesión, se puede prevenir, tratar y curar con un tratamiento adecuado.


Pre y postparto
Reeducación del suelo pélvico


En Clínica de Rehabilitación Deyre completamos tu preparación al parto. Te orientaremos sobre ejercicios y cuidados específicos durante el embarazo que facilitarán el parto y posterior puerperio. Así conseguirás una mejor recuperación de tu suelo pélvico y los abdominales, y lo que es más importante, evitarás futuros problemas de incontinencia y prolapsos.